Cenote X’Batun, Mérida, México.

Restaurante en Mérida

Has llegado a Mérida para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Luego de pasar por el hotel y dejar tus cosas, te aprestas a salir para empezar a disfrutar. Para que comiences a conocer este bello lugar, te recomendamos que dirigirte al Paseo de Montejo. En este paseo, de 5000 metros de longitud, encontrarás monumentos y construcciones típicos del lugar, así como una gran cantidad de restaurantes, cafeterías y centros comerciales. Podrás disfrutar de la arquitectura neoclásica francesa, típica de la zona y, mientras recorres el paseo, también encontrarás exhibiciones de obras de arte de gente de todo el mundo. Dos de los monumentos más importantes del paseo son el de los Montejo, conquistadores y fundadores de Mérida y el monumento a Gonzalo Guerrero, un náufrago español que renunció a su patria y religión para convivir con los Mayas, en cuyo seno encontró una familia y patria nueva. Estos dos monumentos se encuentran en lados opuestos del paseo, dado que Guerrero combatió contra los Montejo durante la conquista de Yucatán.

En tu segundo día, te invitamos a visitar Uxmal. Esta ciudad maya es parte de la ruta de Puuc, un camino con varios yacimientos arqueológicos mayas unidos por su estilo arquitectónico. Ubicada a menos de una hora de viaje de Mérida, esta ciudad es un referente en lo que a cultura maya se refiere. Los expertos creen que su nombre viene de la palabra Oxmal, que significa “tres veces edificada” y se cree que hace referencia a la cantidad de veces que se tuvo que reedificar. Allí podrás visitar la Pirámide del Adivino, el mayor monumento del lugar. Cuenta la leyenda que una hechicera tuvo por hijo a un enano nacido de un huevo y que éste, para ganar el poder de la ciudad, apostó con el gobernador que era capaz de construirla en una noche. El enano construyó la pirámide y pasó a ser el gobernador de Uxmal. Además, podrás visitar el Cuadrángulo de las monjas, la cancha de juego de pelotas, la Casa de la tortuga y varias edificaciones más que te sumergirán en la magia del pasado.

En tu tercer día puedes visitar las grutas de Calcehtok. Su nombre significa “Garganta de Venado de Pedernal” y se debe a una piedra labrada con forma de cabeza de venado que se encontró cuando se intentó construir un pozo cerca de las grutas. En este lugar podrás apreciar una gran cantidad de aves y pasar un hermoso día de aventuras. Luego de descender por unas escaleras, podrás visitar las cuevas en las que aún se encuentran las vasijas y losas de sacrificio prehispánicas.

Restaurante en Mérida