Restaurante en Mérida

Catalogado como un libro que rescata la cultura gastronómica y las diversas maneras de cocinar de las abuelitas yucatecas, se presentó el “Gran libro de la cocina yucateca”, del historiador y escritor Wili Rodríguez. El museo de antropología Palacio Cantón, sirvió de marco para presentar este documento histórico que contiene también fotografías y referencias de diversos recetarios, así como textos históricos relativos a diversas formas empleadas en la cocina yucateca. La directora del museo, Giovanna Jaspersen, destacó la importancia de ese texto como un registro histórico y del patrimonio intangible, el cual, dijo, suele desdibujarse con el paso de los años “en este caso vinculado a la gastronomía”. Señaló que la gastronomía yucateca, es junto con la lengua los primeros elementos de identidad cultural del pueblo maya, de ahí la importancia de preservarla. Por su parte, el investigador Miguel Guemez Pineda, resaltó el estrecho lazo entre el arte y la cocina yucateca y por ende, esta también ha sufrido cambios, e influencias de diversas partes que han permitido tener una vasta gastronomía local. Este texto comprende 11 apartados sobre la diversidad de costumbres gastronómicas que existen en Yucatán y que también es notoria por la influencia de culturas como la libanesa y la cubana, lo que ha llevado a tener productos como el xpelón, un frijol traído de Cuba y que forma parte de platillos tan locales como el mucbipollo. También, dijo, encontramos en este texto procedentes de otros recetarios, así como maneras tan diversas de como se preparaban los platillos en antaño, con recetas sencillas como el frijol kabax (frijol solo cocido). Hasta recetas tan elaboradas como el queso relleno, el chocolomo, el frijol con puerco, el relleno negro y una infinidad de platillos más, los cuales son descritos con vocablos mayas como se citan en las comunidades rurales. Por su parte, la promotora de la gastronomía yucateca y restaurantera, Miriam Peraza, indicó que la mayor virtud de este texto es que en éste se concentran recetas tradicionales de las abuelas y de las viejitas, lo que permite un regreso a la niñez, así como también documentar fragmentos de la cultura yucateca. Precisó que la gastronomía yucateca se encuentra entre los primeros sitios a nivel nacional y es una de las tradiciones más emblemáticas de la gastronomía nacional, de ahí la importancia de documentar los procesos para la elaboración tradicional de numerosos platillos que hoy son parte de la alimentación cotidiana del yucateco. Por su parte, el autor del texto, mencionó que este libro documenta la forma de cocinar previo al siglo XVI cuando los mayas utilizaban los elementos propios de sus cultivos, pero al mismo tiempo como grandes comerciantes lograban intercambios de alimentos con otros pueblos de Mesoamérica. Sin embargo, dijo, fue en el siglo XVI con la llegada de los conquistadores que también trajeron ingredientes europeos y asiáticos y entonces surgió así una nueva forma de cocinar y elaborar platillos muy propios de la gastronomía local.

Restaurante en Mérida